Derramaré sobre vosotros. Autor: Antonio Alcalde


Autor: Antonio Alcalde
  la                    SOL             la
Derramaré sobre vosotros
                    mi                        la SOL la SOL la
un agua pura que os purificará.

         la                                 SOL           la
1. Pondré mi Espíritu sobre vosotros
                              mi             la
y os renovaré el corazón.

        la            mi    SOL                      la
2. Os reuni de entre las naciones
                    mi                      la 
y os lleva a vuestra tierra.

      la                                                       la SOL la SOL la
3. De vuestras inmundicias os purificaré
                                                       MI la MI
de vuestras idolatrías os liberaré.



(Vigilia Pascual, Pascua, Pentecostés: Aspersión)

Yo soy el agua viva. Autor: Cesáreo Gabaráin


Autor: Cesáreo Gabaráin

Yo soy el agua viva,
la fuente clara que mana siempre.
/Yo te esperaba, ven a beber,
yo soy el agua para tu sed. (2)

l. Yo tengo sed de vivir,
sed de felicidad,
sed de tu plenitud,
sed de divinidad.

2. Samaritana sedienta,
cántaro rojo y vacío,
yo voy buscando una fuente,
un manantial escondido.

3. Dame, Señor, de tu agua,
que calme toda mi sed.
Si brota en mí el agua viva,
a mis hermanos daré.
Ver partirura
Ver acordes

(III domingo de Cuaresma: Comunión Vigilia Pascual y Pascua: Aspersión)

Agua viva. Autor: Alberto Taulé Viñas


Autor: Alberto Taulé Viñas

De tu costado, oh Cristo
mana una fuente de agua viva
que limpia al mundo de pecado
y renueva la vida. Aleluya.

Vi que manaba el agua
del lado derecho del Templo. Aleluya.
y habrá vida dondequiera
que llegue la corriente y cantarán: Aleluya.

(Vigilia Pascual y Pascua: Aspersión)

Ésta es la luz de Cristo


Ésta es la luz de Cristo
yo la haré brillar. (bis)

Brillará, brillará, sin cesar. (bis)

Soy cristiano y esta luz
yo la haré brillar. (bis)

Yo nunca la ocultaré,
yo la haré brillar. (bis)

Luz de amor que protegeré,
yo la haré brillar. (bis)

Toma hermano esa luz
y hazla tú brillar. (bis)

Descargar partitura
(Vigilia Pascual: Cuando encienden el cirio)

Oh luz gozosa. Autor: Lucien Deiss


Autor: Lucien Deiss

Oh luz gozosa
de la santa gloria del Padre celeste inmortal,
Santo y feliz, Jesucristo.

1.- Al llegar el ocaso del sol, contemplando la luz de la tarde,
cantamos al Padre y al Hijo y al Espíritu de Dios.

2.- Tú eres digno de ser alabado siempre por santas voces.
Hijo de Dios, que nos diste la vida, el mundo entero te glorificará.

(Vigilia Pascual: Cuando encienden el cirio)

Eres, Madre dolorosa. Autor: Alberto Taulé


Autor: Alberto Taulé

Eres, Madre dolorosa,
roca firme junto al Hijo
que se entrega por amor.
Fruto excelso, levantado
en el árbol nos redime,
traspasado de dolor.

Madre llena de amargura,
ojos de mirar el llanto
con que llora el corazón.
Los que clavan a tu Hijo
han clavado en ti, primero,
una espada de aflicción.

Sin defensa, sin justicia,
como oveja al matadero
a la muerte se entregó.
Sin figura, sin belleza,
despreciado de los hombres,
nuestros crímenes llevó.

Madre Santa Dolorosa,
en su sangre beba el mundo
la semilla de la paz.
Que los hombres queden libres
de mentira y de pecado
y reciban su bondad.

Oh Cruz, única esperanza,
donde Dios salva a los hombres,
lleno de debilidad.
Árbol de copiosos frutos,
donde nace a nueva vida
una nueva Humanidad.

Madre Santa Dolorosa,
que la sangre de tu Hijo
nos alcance su perdón.
Que el fluir de su costado
nos devuelva la esperanza,
nos renueve el corazón.
Descargar partitura

Stabat Mater. Autor: Néstor Gallego


Autor: Néstor Gallego

Se encontraba la Madre dolorosa,
junto a la cruz, llorando,
en que el Hijo moría, suspendido.
Con el alma dolida y suspirando
sumida en la tristeza
que traspasa el acero de una espada.

¡Qué afligida y qué triste se encontraba
de pie aquella Bendita
Madre del Hijo único de Dios!
¡Oh, cuánto se dolía y padecía
esa Madre piadosa contemplando
las penas de su Hijo¡

Ella vio a Jesús en los tormentos
sometido al flagelo
por cargar los pecados de su pueblo,
y vio cómo, muriendo abandonado,
Aquel su dulce Hijo
entregaba su Espíritu a los hombres.

Cuando llegue mi muerte, yo te pido
¡Oh, Cristo, por tu Madre¡
alcanzar la victoria eterna.
Amén, amén, amén.

No fue fácil, María. Autor: Cesáreo Gabaráin


Autor: Cesáreo Gabaráin

C
1. No fue fácil, María,
        F             G  C
tu largo camino,
                                G
peregrina en el alma,
                             C
por sendas oscuras.
                                  F
No fue fácil, Maa,
                         C
vivir el misterio,
                         G
la fe y el asombro,
                            C
la luz y el dolor.

C
Unida a tu Hijo,
                         F
aceptas y crees,
                        G
en horas felices,
                                C
y al pie de la cruz.

El Padre tan sólo,
                           F
conoce a tu Hijo,
                             G
y sólo en la Pascua,
                            C
nos llega la luz.

2. Te anunciaron la espada que hiere tu alma,
y esa honda fatiga de tu corazón.
Peregrina cansada de pie en el Calvario.
¡Qué triste y qué lejos de la Anunciación!
No fue fácil María, tu largo camino.

Estaba al pie de la cruz. Autor: Joaquín Madurga


Autor: Joaquín Madurga

Estaba al pie de la cruz
bebiendo todo el dolor
que derramaba Jesús,
que fue a la cruz por amor.

Al pie de la cruz estaba María,
clavada su alma en cruz de dolor.
Al pie de la cruz penaba y sufría
la madre que al mundo nos dio al Redentor.

Al pie de la cruz estaba María,
la madre que Cristo por madre nos dio.
Al pie de la cruz, la cruz compartía
y nos engendraba en sangre y dolor.

Junto a la cruz. Autor: Emilio Vicente Mateu


Autor: Emilio Vicente Mateu

Cuando el Señor va a la muerte
junto al Señor estás tú,
lloran tus ojos de Madre,
lloran mirando a la cruz.

Pero tú, junto a la cruz,
olvidas el dolor
y nos das en tu mirar
la fuerza del amor.

Virgen que sufres y lloras
junto a la cruz tu dolor,
dime si ves a los hombres
o sólo ves al Señor.

Ves el dolor de los hombres,
hombres clavados en cruz,
hombres que miran al cielo,
hombres sedientos de luz.

Virgen que sufres y lloras,
junto a la cruz tu dolor,
sufres por ver a los hombres
no porque muere el Señor.
Ver partitura
Ver acordes

Al pie de la Cruz estaba. Autor: Joaquín Madurga


Autor:  Joaquín Madurga

Al pie de la Cruz estaba
afligida y dolorosa,
la Madre triste y llorosa
traspasaba el corazón,
sufriendo junto a su Hijo
el dolor de su Pasión.

Santa María, Madre de Dios,
Ruega por nosotros al Redentor.

Lloramos Madre la culpa
por la muerte de tu Hijo,
y nos conmueve el perdón
de un amor tan infinito
que a ti nos da como Madre
y a nosotros como hijo.

Tus lágrimas, Madre nuestra,
mantenidas de esperanza
aún cuando tu Hijo espira,
crees tú en su palabra,
si el grano de trigo muere
resurge una nueva espiga.

Contigo estamos Señora
Madre de dolor transida,
para enjugar esas lágrimas
que corren por tus mejillas
ofreciéndote el consuelo
de una vida arrepentida.

Madre dolorosa. Autor: Cesáreo Gabaráin


Autor: Cesáreo Gabaráin
        Em                                  B
1. Tiembla la tierra y llora,
Em
ha muerto el Redentor;
                                       D7
junto a la cruz, Señora,
  Em                     D7 Em 
mueres en tu dolor.
                                   D7
Hondo penar fecundo,
  Em
grande como el amor;
                                        D7
todo el dolor del mundo,
 Em                     D7 Em 
llora en tu corazón.


2. Si la semilla muere,
nace una nueva flor;
vuestro dolor florece,
Madre, en la Redención.
Sobre tu alma herida,
brota la flor mejor;
muerte que da la vida,
en la Resurrección.

3. Ya no te quedas sola,
sola junto a la cruz;
somos también ahora,
hijos como Jesús.
Ya no te quedas sola,
sola junto a la cruz;
Madre, corredentora,
hoy nos has dado a luz.

Señor, no te quedes lejos. Autores: Francisco Aragües y Tomás Aragües


Autores: Francisco Aragües y Tomás Aragües

Señor, no Te quedes lejos,
Tú que eres un amigo seguro,
sálvame de la garra del dolor,
sé una llama encendida en mi noche.

Señor, no Te quedes lejos,
que me ronda el peligro
y todos me abandonan.

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?,
a pesar de mis gritos mi oración no te alcanza.

Señor, no Te quedes lejos,
que me ronda el peligro
y todos me abandonan.

Dios mío, de día te grito y no respondes;
de noche, y no me haces caso.
(Viernes Santo: Adoración de la Santa cruz y Comunión)
Descargar partitura

En la cruz nos das la vida. Autor: José Miguel Cubeles


Autor: José Miguel Cubeles
Kairoi

Tus heridas nos han curado
y tu muerte nos trae la salvación;
en la cruz nos das la vida,
por tu sangre, el perdón.

Te condenan a muerte por ser fiel,
inocente, testigo del amor
Y te cargan el peso de la cruz
olvidado en tu pena y dolor.
Hoy, Señor, te volvemos a clavar
en los hombres que mueren sin razón,
torturado, hambriento, sin hogar, siendo
Injustos, cerrando el corazón.

Despojado de toda dignidad,
te condenan el odio y el rencor.
Coronado de espinas como Rey,
das tu vida por el Reino de Dios.
Hoy tu sangre se vuelve a derramar
por gritar los derechos y el amor,
muere el justo que dice la verdad,
los más pobres, los que no tienen voz.
(Viernes Santo, Ascensión: Comunión)

Cristo se humilló. Autores: Osvaldo Catena / Waldino Suárez


Autores: Osvaldo Catena / Waldino Suárez

1. Cristo se humilló por nosotros
hasta aceptar por obediencia la muerte
y muerte de Cruz.

2. Por eso, Dios lo elevó a la gloria
por encima de todo para que al Nombre de Jesús
doble la rodilla todo cuanto hay
en el cielo y en la tierra
y en los abismos;
y todos proclamen para gloria de Dios Padre:
¡Jesucristo es el Señor!

Cristo murió en la cruz
por amor a nosotros.
¡Gloria al Señor! (Bis)
/Amén.
¡Gloria al Señor! (3 veces)
(Viernes Santo: Adoración de la santa Cruz, Ascensión)

Te adoramos, Señor, y te bendecimos. Autor: Joaquín Madurga

Autor: Joaquín Madurga

Te adoramos, Señor, y te bendecimos.
Que por tu santa cruz redimiste al mundo.

Mi Señor crucificado,
yo beso tus pies y manos;
que tu sangre derramada
lave todos mis pecados.

Mi Señor crucificado,
contigo estaba tu Madre,
que al tomar a Juan por hijo
aceptó ser nuestra Madre.

Mi Señor crucificado,
tu vida al Padre encomiendas,
e inclinando la cabeza
el espíritu entregas.

Mi Señor crucificado,
que por nosotros expiras,
Tu muerte vence a la muerte
y nos da la nueva vida.
(Viernes Santo: Adoración de la santa Cruz, Via Crucis)

Indicación

Para descargar las partituras y acordes para guitarra, debes contar con Adobe Reader. Puedes descargarlo AQUÍ

Cómo hacer el vibrato en el canto

Archivo del blog