Para que escuchase el viento. Autor: Francisco Palazón

Para que, viendo, no vieran
lo que estaba sucediendo;
para que, oyendo, creciera
el mar de su desconcierto,
en parábolas hablaba
para que escuchase el viento
y gritase a los mil aires
sus pensamientos.

Habló de un árbol que crece
hasta llegar a los cielos;
habló de la mala hierba,
madre de mil pensamientos.
Habló del grano que cae
en la tierra de provecho
y de un tesoro escondido que la fe le pone precio.
Dios hablaba en Io profundo,
donde están los sentimientos.

Indicación

Para descargar las partituras y acordes para guitarra, debes contar con Adobe Reader. Puedes descargarlo AQUÍ

Cómo hacer el vibrato en el canto

Archivo del blog