Tempestad hecha calma. Letra: José Antonio Olivar. Música: Javier Iturralde


Letra: José Antonio Olivar.
Música: Javier Iturralde


1. La calma acariciaba el mar de Galilea. ¡Vamos a la otra orilla! les ordena Jesús. Subieron a la barca y navegaban quedándoles atrás Cafarnaúm. El cielo entero se nubló y todo el mar se alborotó. Jesús dormía y la tempestad amenazaba por estribor. 2. Y Pedro y sus amigos dijeron al Maestro ¡Mira Señor que todos vamos a perecer! Jesús se puso en pie y les reprochaba. ¿Por qué teméis hombres de poca fe? 3. Jesús habló a las olas, mandó callarse al viento y una completa calma comenzó a florecer y todos comentaban ¿Quién es ese que a viento y mar les hace obedecer?

Haz que vea tu rostro. Autor: Sal y luz


Letra: inspirada en el Salmo 51 (50)
Sim
Haz que vea tu rostro,
 LA                              SOL                 Fa#m
(haz que vea tu rostro, haz que vea tu rostro)
Mim     LA       RE SI7
no me alejes de ti.
Mim       LA RE       Sim   Mim       Fa#m     Sim
Que tu Espíritu me inunde y mi corazón sea puro.

Hombres de poca fe. Autor: Vicente Morales (Brotes de Olivo)



Brotes de Olivo
Autor: Vicente Morales

Cuando la tarde caía, al monte subió a orar,
y una barca entre las olas se mecía en el mar.

Jesús bajó a la orilla y anduvo sobre las aguas,
y los que estaban a bordo le creyeron un fantasma.
Pero al instante, Jesús, serenidad les pidió
diciendo: "No tengáis miedo pues yo soy vuestro Señor".

Pedro dijo arrogante: "Llegue a ti si eres tú,
ande yo sobre las aguas y sabré que eres Jesús".

"¡Ven!", le dijo el Maestro, y de la barca bajó,
y Pedro, sobre las aguas, a Jesús se encaminó.

Mas el viento era fuerte y por ello se asustó,
y al hundirse lanzó un grito: "¡Sálvame tú, Señor!".

Jesús tendióle la mano y tomándole exclamó:
"Hombre de tan poca fe, ¿cuándo te defraudé yo?"

Ya subidos en la barca el temporal se calmó;
diciendo los que allí estaban: "Tú eres el Hijo deDios".


Nos convidas a tu mesa. Música: Antonio Alcalde, Letra: Bernardo Velado


Nos convidas, Señor, a tu mesa
y eres nuestro manjar.
Bajo el signo del pan y del vino,
hoy tu cuerpo y sangre nos das.

1. Qué alegría hospedarse en nuestra tienda,
recibirte en abrazo y comunión,
y dejar que tu fuego nos encienda
en hoguera de amor el corazón.

2. Comulgar es amar a los hermanos,
compartir entre todos nuestro pan;
comulgar es vivir el evangelio
y por Cristo dejarse transformar.

3. Como ciervos sedientos,
a la fuente agua viva venimos a beber.
Del costado de Cristo manan
ríos de agua y sangre
que sacian nuestra sed.

4. Con el vino y el pan de Eucaristía
nos preparas, Señor, un gran festín.
El banquete de Pascua es profecía
del banquete que nunca tendrá fin.

Descargar Acordes

Caminaba sobre el mar. Letra: José Antonio Olivar. Música: Javier Iturralde

Letra: J. A. Olivar
Música: Javier Iturralde

     Do                                                         Rem7
El polvo de los caminos era amigo de su andar,
Sol7                                                             Do
pero también caminaba sobre las olas del mar. (2)

     Do                              Fa      Sol7           Do
1. Aunque era rico en milagros y en potestad,
                                 Fa       Sol7             Do
Él fue amigo de los pobres, y la humildad.

2. Aunque tenía remedio para la sed,
dijo ala Samaritana: "quiero beber".

3. Aunque a tristes y afligidos Él consoló,
por su patria y por su gente también lloró.

La Transfiguración de Jesús. Autor: Manuel Andrés Rodriguez


El tiempo se ha agotado
tu hora se acerca
La noche oscura nos evoca
la tribulación
Aunque es débil nuestra fe
tú nos procuras
Fortalecer nuestra esperanza
en tu resurrección.

Juan, Pedro y Santigo,
suben a la cumbre
La débil lumbre ilumina
un camino de amor
y Aunque no sepan
preparada les tienes la vida
Esperanza y luz en tu
Transfiguración.

Resplandece el Mesías
Se ilumina el Tabor
Luz blancura trascendente
Eres hombre y También Dios.
Es la ley y los profetas
En Elias y Moisés
Tres amigos consternados
Y la voz de Dios Yavhe
Este es mi Hijo amado.
En quien complacido estoy.
Escuchadlo.

Que no acabe este momento
siento en mi alma
Que las tiendas sean morada
de tu reino de amor
Que tu gloria no se vaya
y siempre perdure
Este Belén de gloria y paz
se instaure Señor.

La penumbra cae de nuevo
y con ella la muerte
El temor agolpa y mina
nuestro corazón
Jesús dice:
ya no teman aunque venga la hora
luego de ella mi victoria
en la resurrección.

Resplandece el Mesías
Se ilumina el Tabor
Luz blancura trascendente
Eres hombre y También Dios.
Es la ley y los profetas
En Elías y Moisés
Tres amigos consternados
Y la voz de Dios Yavé
Este es mi Hijo amado.
En quien complacido estoy.
Escuchadlo.

Vamos a la Casa del Señor. Autor: Alberto Taulé

Autor: Alberto Taulé
Uso litúrgico: Canto de Entrada

Tierra, aclama a tu Señor,
dale culto con fidelidad.
Ven y ponte en presencia de tu Dios.
Canta alegre por su bondad.

Vamos a la casa del Señor
en este día de fiesta.
Celebremos su presencia
en medio de su pueblo.

Nos ha creado para él;
suyos queremos siempre ser.
Con su mano nos conduce por doquier,
Él nos guía como un pastor.

Es conocida su bondad:
cuida a sus hijos con amor.
Nunca falla su fidelidad:
por los siglos subsistirá.

Ver acordes


Más material

La Transfiguración. Autor: Padre Edgar Larrea


   LA                                  MI
Oraba en el monte cuando se transfiguró,
      RE                                 MI
Su ropa fulguró con blanca luz
   LA                           MI
Elías y Moisés, aparecieron para hablar
               RE                          MI
De su partida de este mundo en Jerusalén
    Fa#m
Y Pedro quiso hacer
                     Do#m
Tres chozas, para descansar
           RE
Cuando una nube los cubrió
       MI
y en ella Dios habló.

LA  MI      Fa#m       RE          MI        MI7
Este   es mi Hijo, mi amado, Escúchenlo.
LA  MI      Fa#m       RE          MI-LA
Este   es mi Hijo, mi amado, Escúchenlo.
Do#m                     Fa#m-Sim               MI       LA
Hagan suyo su camino,      El camino de su amor
Do#m             Fa#m                   RE  MI MI7 LA

Síganlo en obediencia, Por su cruz, hasta su luz.

Jesús muestra su gloria a Pedro, Santiago y Juan.
Revela su misterio de hombre Dios.
No todo acabará en el fracaso de la cruz
Por medio de la muerte se abrirá un reino de luz
No es tiempo de acampar al mundo hay que transfigurar
Nos vamos transformando en imagen de Jesús.

Este es mi Hijo …


Eucaristía, Tesoro Escondido (Música: Cinthia González, Letra: Maite Sánchez)



Música: Cinthia González. Letra: Maite Sánchez
Uso litúrgico: Canto de Comunión
Lam                                                Sol
El Reino de Dios es como un tesoro
Lam                                                Sol
por el que se vende toda posesión
Do                                                  Sol
pues es poca cosa el precio del oro
                  Fa                                          Mi
si es Dios mismo quien reina en tu corazón.

Do                                                          Sol
PASA ENTRE NOSOTROS DESAPERCIBIDO EN LA EUCARISTÍA
                            Fa                             Mi
TESORO ESCONDIDO, PRENDA DE LA GLORIA DE DIOS.
Do                                                            Sol
     NOS ALIMENTA SU CUERPO Y SU SANGRE.
                                         Fa                                         
Y EL REINO DE DIOS SE HACE MÁS GRANDE
                Mi
SI EN NOSOTROS HABITA EL AMOR.

Do  Sol       Lam  Sol

Por aquella perla de inmenso valor,
hubo un comerciante que todo vendió.
Cristo nos presenta el mayor tesoro,
poder tener parte en el Reino de Dios.

Los ojos abiertos, oídos atentos,
y sabiduría para discernir
donde encontrar nuestro tesoro
y que en el camino nadie nos pueda confundir.

Dame tu corazón. Autor: Gonzalo Mazarrasa


Dame tu Corazón,
que sea el mío,
que yo no busque nada más que a Ti,
que no me mire a mí cuando te sigo,
que ya no tenga miedo de morir.

Que ya no tenga nada,
que ya no busque nada,
que ya no quiera nada más que a Ti.
Que no me guste nada,
no necesite nada,
que ya no quiero nada más que a Ti.

Yo sé que eres el Tesoro escondido
y hay que venderlo todo para así
poder comprar el campo y ser ya mío,
hay que perderlo todo para Ti.

Que no me quede nada,
que no me importe nada,
que no me atraiga nada ya sin Ti.
Que no me guarde nada,
que no recuerde nada,
que no conozca nada más,
nada más que a Ti.

Dichoso el que ama. Autor: Cesáreo Gabaraín




Eres mi riqueza, eres mi Señor,
eres la alegría de mi corazón.

1. No son más dichosos los que tiene más poder,
los atormentados por la sed de poseer.
No son más felices los que más dinero tienen,
los que siempre van buscando su interés.

2. No son más dichosos los mendigos del placer,
los que al agua turbia vienen a calmar su sed.
No son más felices los esclavos de la envidia,
los que olvidan sonreír y agradecer.

3. Los que siembran odios en lugar de hacer el bien,
los que ganan siempre y tienen miedo de perder.
No son más felices los hinchados y engreídos,
que desprecian lo pequeño en su altivez.

4. Mucho más dichosos los que aman la verdad,
los que van brindando su alegría y su bondad.
Los que nos ofrecen el amor de cada día
y reciben el amor de los demás.

Partitura

Noche y día en alta mar. Autor: Francisco Palazón

Marinero, que te afanas
noche y día en alta mar;
echa la red barredera
para pescar.

En la red está la pesca
que lograste capturar,
y comienza la tarea de separar.

En este mar de la vida
rigen las leyes del mar:
la pesca mala se tira;
se deja la de verdad.

Cuando lleguemos a puerto
y empiece la eternidad,
importan las obras buenas;
sobra la mediocridad.

Marinero, que te afanas
noche y día en alta mar;
echa la red barredera
para pescar.

Te estamos esperando. Autor: José Antonio Olivar / Juan Antonio Espinosa


                        G                                                 C
Porque sabemos que un día vendrás,
                         D                                  G
para apartar la cizaña del trigo;
                                                                       C
porque sabemos que Tú eres amigo,
                          G        D7                               G
que a los amigos Tú no fallas jas.
                                                                      C
Porque sabemos que vas a volver,
                              D                                         G
para implantar tu justicia en la tierra;
                                                              C
una justicia que toda se encierra,
                  G   D7                                 G
en el amor que viniste a traer.


                 G                   C                 G          D
1. Te estamos, Señor, esperando,
                    G       B7                 Em        D
como la tierra espera la lluvia;
                     C       D                    G       D
como la noche espera la luna,
                    C                              D
y el jardinero espera la flor.
            C                                       D
Te estamos, Señor, esperando,
                       C      D                      G         B7
como el amigo espera al amigo;
                   Em       D                       C        D
como la madre espera a su hijo,
                         C                                   D
como los campos esperan el sol.

2. Te estamos, Señor, esperando,
como el camino espera al viajero;
como el trabajo espera al bracero,
como el estío espera al calor.
Te estamos, Señor, esperando,
como la playa espera al verano.
como el hermano espera al hermano,
como el amado espera a su amor.

Vamos. Autor: P. Julian Zini

1. Igual que la pequeña
semilla de mostaza,
cual perla que se encuentra
o entierro que se saca;
luz que en la noche orienta,
levadura en la masa:
¡Queremos como Iglesia
ser signo de esperanza!

¡Vamos,
rumbo a la tierra sin males! ¡Tierra santa!
Somos pueblo que sueña,
que agradece, que canta,
que comparte la mesa
y se alegra en la danza.
¡Queremos como Iglesia
ser signo de esperanza!

2. Con fe en la providencia
que está y que nunca falla,
con esa gran paciencia
que aguanta y no se calla,
entre tanta pobreza
y tanta desconfianza:
¡Queremos como Iglesia
ser signo de esperanza!

Escuchar audio

Testigos del Reino. Autor: Gilmer Torres


1. Como semilla pequeña, en manos de los pobres,
como el trigo que germina en las sombras de la noche,
// tu Reino en nuestras manos agitan nuestro espíritu
y nos lleva por caminos de luchas y esperanza. (Bis)

Tu voz es nuestro canto,
tu grito es la Palabra que palpita
en el corazón ardiente de tu pueblo,
creadores de la historia, testigos de tu Reino.

2. Danos tus manos duras y seremos una fuerza,
danos tu voz valiente y seremos grito viviente.
// Danos tus pasos firmes
para abrir nuevos caminos,
danos tu amor sincero
pa' crear un mundo nuevo (Bis).

3. Ven junto a tu pueblo, Señor, con nosotros,
llevamos tu regalo en vasos de barro.
// Porque nada tenemos, estamos esperando
que tus manos nos agarren para seguir andando. (Bis)

La bondad del Señor. Kaori


SOL          Do                  rem                  SOl
LA BONDAD Y EL AMOR DEL SEÑOR
mim                      lam              rem                       SOL
DURAN POR SIEMPRE, DURAN POR SIEMPRE. (2)

Do                          rem  Fa
Alabemos al Señor,
       Sol                      Do SOL
nos inunda con su amor.       LA BONDAD..

               Sol                      Fa Do
(CODA) DURAN POR SIEMPRE.
Do                          rem  FA
Da la paz al corazón,
       Sol                      Do SOL
nos inunda con su amor.

Do                                    rem  Fa
Se hace nuestro servidor,
      Sol                           Do SOL
nos inunda con su amor.

Para que escuchase el viento. Autor: Francisco Palazón

Para que, viendo, no vieran
lo que estaba sucediendo;
para que, oyendo, creciera
el mar de su desconcierto,
en parábolas hablaba
para que escuchase el viento
y gritase a los mil aires
sus pensamientos.

Habló de un árbol que crece
hasta llegar a los cielos;
habló de la mala hierba,
madre de mil pensamientos.
Habló del grano que cae
en la tierra de provecho
y de un tesoro escondido que la fe le pone precio.
Dios hablaba en Io profundo,
donde están los sentimientos.

De cosas sencillas. Autor: Francisco Palazón


El hombre que teme a Dios
es firme como el camino
y sabe que su destino es confiar.
El hombre que teme a Dios
es como la levadura
que contagia con su fuerza a los demás.

De cosas sencillas Jesús les hablaba:
de trigo y cizaña, de oveja y pastor.
Jesús hoy repite, las mismas palabras:
de cosas sencillas nos habla el Señor.

El hombre que teme a Dios
es como inquieta semilla
que frutos de paz reparte alrededor.
El hombre que teme a Dios
es como la luz que alumbra:
su fuerza arrastra y deslumbra; su fuerza es Dios.

El hombre que teme a Dios
es cual tesoro escondido:
el temor es un camino del amor.
El hombre que teme a Dios
es sal que salva y sazona
y entrega en cuerpo y persona su corazón.

Sugerencias de uso:
Canto de Comunión para el XVI domingo del Tiempo Ordinario, ciclo A

Zaqueo. Autor: P. Néstor Gallego


Jesús entro en Jericó y atravesó la ciudad,
la gente se apretujó, querían verlo pasar.
Zaqueo el recaudador no quiso ser la excepción,
y en medio de aquel montón su altura lo traicionó.

ZAQUEO, ZAQUEO, ZAQUEO BAJA,
QUE DIOS EN TU CASA, SE QUIERE ALOJAR.

Entonces se la ingenió mirando a su alrededor,
y en un sicómoro halló perfecta la ubicación.
Jesús pasó por allí y allí sus ojos alzó,
Zaqueo pudo sentir un fuego que lo quemó.

ZAQUEO, ZAQUEO, ZAQUEO BAJA,
QUE DIOS EN TU CASA, SE QUIERE ALOJAR.

Zaqueo ven para acá que yo te vine a buscar,
espérame hoy a cenar, con vos me quiero alojar.
Zaqueo entonces bajó, alegre lo recibió,
la gente se preguntó porqué con un pecador.

ZAQUEO, ZAQUEO, ZAQUEO BAJA,
QUE DIOS EN TU CASA, SE QUIERE ALOJAR.

Señor daré la mitad de todo lo que robé,
mis cuentas he de saldar si a alguno perjudiqué.
Zaqueo no hay pecador que Dios no pueda
cambiar,
te traje la salvación porque eres hijo de Abrahám.

ZAQUEO, ZAQUEO, ZAQUEO BAJA,
QUE DIOS EN TU CASA, SE QUIERE ALOJAR.
ZAQUEO, ZAQUEO, ZAQUEO BAJA,
QUE DIOS EN TU CASA, SE QUIERE ALOJAR.

La Parábola del Sembrador. Autor: Rafael Moreno

Érase una vez un sembrador
que salió muy de mañana a trabajar
llevaba su semillas antes que saliera el sol
contento fue a sembrar
contento fue a sembrar

Érase una vez un sembrador
que salió muy de mañana a trabajar
llevaba su semillas antes que saliera el sol
contento fue a sembrar
contento empezó a sembrar

Unas semillas cayeron
a lo largo del camino
unos pájaros vinieron
y empezaron a comer

Unas semillas cayeron
a lo largo del camino
unos pájaros vinieron
y empezaron a comerlas todas

Érase una vez un sembrador…

Otras semillas cayeron
y crecieron entre piedras
se secaron sin remedio
por la falta de humedad
(por la falta de humedad murieron)

Puente para subir de tono:
A-F#sus4-F#-B

Otras crecieron en tierra
entre abrojos y maleza
y con tanta mala hierba
no pudieron respirar

Otras crecieron en tierra
entre abrojos y maleza
y con tanta mala hierba
no pudieron respirar
(no pudieron respirar murieron)

Otras cayeron en terreno bueno,
y ahí crecieron hasta madurar
y dieron tanto fruto
que el sembrador contento
agradecía al cielo sin parar!

Canto para evangelizar: XV domingo del Tiempo Ordinario, ciclo A

El trigo y la cizaña. Autor: Rafael Moreno


El reino de los cielos es
el reino semejante es
a un hombre que sembró
buena semilla en su campo

Pero mientras su gente
se dormía dejando de vigilar
su enemigo aparece
y entre el trigo aquel
mala hierba ha venido a sembrar

Y brotó…y brotó el trigo brotó
y brotó…y brotó la cizaña brotó
la cizaña y el trigo
brotaron a un tiempo los dos.

Van los siervos con el señor
van y preguntan al señor:
“Que tú no sembraste…
solo trigo en tu campo?”

“Como es que ahora ha brotado
la cizaña y el trigo a la vez?”
El señor ha ordenado:
“No la cortarán, no vaya a pasar
que acabéis con el trigo también”

Y creció…y creció el trigo creció
y creció…y creció la cizaña creció
la cizaña y el trigo
crecieron a un tiempo los dos.

El tiempo de cosechar llegó
y tal como lo mandó el señor
cortaron la cizaña
y la quemaron después

Luego con gran cuidado
recogieron el trigo al final
los graneros del amo
se colmaron con
con el fruto de su afán

El hijo del hombre
de igual manera
a sus ángeles enviará
los hijos del mal
son la mala hierba
y al fuego los echarán

el trigo y su fruto son
los justos del reino son
y brillarán en el reino de su Padre

Y brilló…como el sol el justo brilló
y brilló…como el sol el justo brilló
se gozaba en su Padre
y brillaba en el reino de Dios.

Sugerencias
Canto de comunión para el XVI domingo del Tiempo Ordinario, ciclo A



Trigo y cizaña. Autor: Francisco Palazón

1. Yerba mala, yerba buena
nacen bajo el mismo cielo.
Vil cizaña y noble trigo
crecen sobre el mismo suelo.

La historia del hombre malo,
la historia del hombre bueno:
Trigo y cizaña sembraron
en los hombres de mi tiempo.

2. Cobardías, decepciones.
Pueblos pobres, ricos dueños.
Manos limpias, gestos nobles.
Altas miras, limpio juego.

3. Odios, farsas, ambiciones,
malas artes, sucio enredo.
Hombres firmes, savia nueva,
necesita al fin el pueblo.
Escuchar audio
Sugerencias
Canto de Comunión para el XVI domingo del Tiempo Ordinario, ciclo A



Como el racimo a la vid. Letra: José Mª de Miguel, Música: Juan Jáuregui


Como el racimo a la vid,
nos unimos al Señor
Para dar frutos de amor,
que es la razón de vivir.

Las espigas esparcidas,
por los campos soleados
Amasan en el pan de vida,
signos de Cristo entregado

A esta fuente inagotable
nos invita el Señor
A saciar la sed y el hambre
de vida gracia y amor.

Venid hijos a esta mesa:
Cristo en ella se nos da
es su cuerpo que se entrega
como don sobre el altar.

Comer de este pan es vida
semilla de eternidad
Cristo es nuestra garantía,
fuente de felicidad.

Todos un cuerpo formamos
comiendo del mismo pan
porque es Cristo nuestro hermano,
el pan de fraternidad.

Descargar Partitura

Espigas y vid. Autor: Padre Josico


TE DAMOS LO QUE NOS DISTE,
TE LO DAMOS CON AMOR,
TE DAMOS EL PAN Y EL VINO
TRABAJADOS CON TU AMOR.

Las espigas de los campos,
que cultiva el labrador,
y la vid de los viñedos
que trabaja el viñador.

El trabajo de los días
La alegría y el dolor,
La sonrisa de los niños,
la oración del pecador.


La prudencia de la vida,
vive el pobre en la ilusión,
el cariño de la madre,
del anciano el corazón

Es bueno dar gracias al Señor (Sal 91) Autor: Francisco Palazón

Es bueno dar gracias al Señor
y tañer para tu nombre, oh Altísimo,
proclamar por la mañana tu misericordia
y de noche tu fidelidad.

1. El justo crecerá como una palmera,
se alzará como un cedro del Líbano:
plantado en la casa del Señor,
crecerá en los atrios de nuestro Dios.

2. En la vejez seguirá dando fruto,
y estará lozano y frondoso,
para proclamar que el Señor es justo,
que en mi Roca no existe la maldad.
Escuchar audio
Sugerencias:
Canto de Entrada en el XVI domingo del Tiempo ordinario, ciclo A
Salmo Responsorial

Gloria a Dios en lo alto del cielo. Música: Kiko Argüello

Español

Italiani

    Re                         La
A.  GLORIA DIOS EN LO ALTO DEL CIELO
      Sol
    Y PAZ EN LA TIERRA
                               La
    A LOS HOMBRES QUE AMA EL SEÑOR.
    Re                     La
    TE ALABAMOS, TE GLORIFICAMOS,
          Sol
    TE ADORAMOS,
    
    TE DAMOS GRACIAS
                   La
    POR TU INMENSA GLORIA.


          Sol  
S.  Señor Dios, Rey celestial,
                       Fa#-
    Dios Padre todopoderoso.
                Mi-
    Señor, Hijo único,
        La   
A.  JESUCRISTO.


          Sol
S.  Señor Dios, Cordero de Dios,
             Fa#-
    Hijo del Padre,
                                Mi-   
    Tú que quitas el pecado del mundo,
                    La
A.  TEN PIEDAD DE NOSOTROS.


           Sol
S.  Tú que quitas el pecado del mundo,
                      Fa#-     
    atiende a nuestra súplica.
    
    Tú, que estás sentado
                     Mi-
    a al derecha del Padre,
                    La
A.  TEN PIEDAD DE NOSOTROS


           Sol
A.  PORQUE SÓLO TÚ ERES SANTO,
               Fa#-
    SÓLO TÚ, SEÑOR
        Mi-
    Y ALTÍSIMO
        La 
    JESUCRISTO.
                                               Re
S.  Con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.
     Re  Sol Re
A.  AMÉN, AMÉN.

Descargar partitura en italiano
Descargar acordes

¿Quieres estar en el coro de la JMJ de Panamá?

Coro JMJ Cracovia 2016 / Foto: Flickr JMJ Cracovia (CC-BY-NC-ND-2.0)
La Arquidiócesis de Panamá anunció que la Pastoral Artística ha lanzado un curso de iniciación musical dirigido a los jóvenes que quieran ser parte del coro de la Jornada Mundial de la Juventud que se realizará en ese país en el 2019.

El curso se desarrollará en varias parroquias de la Arquidiócesis durante los meses de julio y septiembre. Los participantes recibirán formación en teoría musical, solfeo, una técnica para leer partituras y ensamble coral.

El objetivo es brindar una herramienta para preparar a los que deseen participar en las audiciones que se realizarán a fines de este año para formar parte del coro de la JMJ 2019 y que estará integrado por 350 jóvenes mayores de 16 años.

La Arquidiócesis de Panamá aclaró que el curso no es un requisito indispensable para pertenecer al coro del JMJ 2019 ni dará puntos extra en las audiciones.


En declaraciones a TVN Noticias, Carlos Samaniego, miembro de la Pastoral Artística, indicó que el coro y la orquesta, que tendrá 120 integrantes, “acompañarían las ceremonias litúrgicas de los eventos con el Santo Padre y también la ceremonia de recibimiento que realizará el Arzobispo”.

Samaniego señaló que históricamente los coros de la JMJ han estado integrados por personas del país sede y por extranjeros.

En el caso de la JMJ de Panamá, destacó que se busca que los miembros del coro sean también personas de otros países de Centroamérica.

Los interesados en participar en el curso de preparación deben completar el formulario de inscripción que está disponible en el sitio web de la Arquidiócesis de Panamá. Allí podrán escoger la parroquia y el horario de su preferencia.

El curso es gratuito y los cupos son limitados.

Para más información escribir al correo electrónico
pastoralartistica@arquidiocesisdepanama.org o en la página de Facebook de la Pastoral Artística.
Fuente: Aci Prensa

Sugerencia de cantos para el XVI domingo de Tiempo Ordinario, Ciclo A

Fuente: Fuente y Cumbre

Sugerencia de cantos para el XV domingo de Tiempo Ordinario, Ciclo A

Fuente: Fuente y Cumbre

Siempre Te Amaré. Jonatan Narváez


Do                                                   Sol

Te conozco desde antes que nacieras
              Lam                            Fa
se tu historia, conozco tus problemas
          Do                       Sol
vi tus llantos y tus alegrías.
               Rem           Fa
y aún así te amo.
Do                                        Sol
Te amo, no importa lo que hagas
Lam                                    Fa
Te amo, no importa donde vayas
Do                                      Sol
Te amo, no importa lo que digas
                        Rem                            Fa
por siempre te amo, y siempre te amaré.

Lam               Sol               Fa       Sol
nunca temas, siempre estaré
Lam               Sol               Fa
y en mi mano yo te sostendré.

Indicación

Para descargar las partituras y acordes para guitarra, debes contar con Adobe Reader. Puedes descargarlo AQUÍ

Cómo hacer el vibrato en el canto

Archivo del blog